Perfiles de los Integrantes de la Comunidad Educativa




1. Perfil del Alumno

Para el establecimiento la formación del alumno debe tener un componente valórico, formado por el conjunto de conocimiento de carácter ético que le ayudará a concebir el verdadero ideal de persona que se va modelando en si mismo, que lo conduzca a una autoestima y estima de los demás.

Lo anterior permitirá el logro de una persona que vivencie los siguientes valores:

- Amor a si mismo, por la trascendencia, por sus semejantes, por la patria, por la cultura y por su medio ambiente natural.

- Valorización de la sexualidad humana en una visión positiva y total del hombre y la mujer.

- Capacidad para trabajar en equipo

- Autenticidad

- Justicia y paz

- Libertad

- Generosidad y solidaridad

- Lealtad

- Honestidad

- Tolerancia y respeto

- Responsabilidad

- Conciencia ecológica

- Sentido de nacionalidad

- Creatividad

- Capacidad de resolver sus problemas sin perjudicar a otros


a. ASPECTO COGNITIVO

En este plano se busca ante todo, la formación y educación de la inteligencia para aprender a aprender y lograr formar un ser humano:

- Creativo e innovador

- Capaz de enfrentar el cambio y el crecimiento personal

- Analítico

- Reflexivo

- Crítico, capaz de emitir juicios fundamentales en convicciones propias

- Capaz de resolver problemas y superar sus propias limitaciones.

- Incorporar sus experiencias al presente y al futuro.

- Capaz de comprender su medio social, natural y cultural.

- Conocer y apreciar las manifestaciones culturales y ser capaz de proyectarse a través de la recreación de éstas.

- Capaz de relacionarse con otros descubriendo sus posibilidades y limitaciones, moldeando su existencia y creando su propio proyecto de vida.

- Animado por la generosidad y la solidaridad con todos los hombres y por el servicio comprometido a ellos.

- Capaz de dar testimonio de su formación, a través de su vida personal y comunitaria.

- Capacitado para lograr la empatía y coexistencia con otros desarrollando su capacidad de diálogo y el trabajo en equipo.

- Conocer y valorar las tareas propias de las etapas de su desarrollo biológico.

- Lograr un desarrollo del sentido de la responsabilidad en sus deberes como estudiante y ciudadano.

- Reconocer, aceptar y desarrollarlas destrezas y habilidades motrices propias respetando su integridad física y la de los demás.

- Poseer hábitos correctos en lo que se refiere a lo postural y adecuados en lo relativo a higiene y salud.

- Conocer y valorar su sexualidad desde una perspectiva biológica y valórica.

- Practicar hábitos de higiene que le permiten cuidar y valorar su cuerpo.

- Conocerse y aceptarse a sí mismo acrecentando su desarrollo personal.

2. Perfil del Docente

El profesional docente que se requiere para que la unidad logre sus objetivos debe contar con las siguientes características:

- De excelencia creativo, innovador y que propicie el trabajo en equipo.

- Mantener una actitud de permanente desarrollo personal y profesional.

- Conocer y dominar la didáctica y disciplina que enseña.

- Desarrollar su trabajo con eficacia, eficiencia y lealtad.

- Dispuesto a compartir sus conocimientos, ideas y experiencias con los demás integrantes de la Unidad Educativa.

- Alto espíritu solidario y de colaboración con sus pares.

- Asumir cambios que exige la modernización de la educación.

- Planificar y programar el uso de los recursos técnicos.

- Capacidad de liderazgo con sus alumnos y apoderados.

- Reconocer en los alumnos a personas en formación, respetando su singularidad y estimulando sus potencialidades.

- Capaz de crear espacios para desarrollar en los alumnos el espíritu analítico, reflexivo, crítico y creativo.

- Desarrollar un trabajo pedagógico que privilegie el aprendizaje de los alumnos respetando los diferentes ritmos y estilos de aprendizaje.

- Promover en los alumnos actitudes de valoración y respeto por el medio ambiente.

3. Perfil del Apoderado

Para la unidad Educativa la familia es un agente fundamental insustituible en la formación de sus hijos. De acuerdo a lo anterior se necesita contar con un padre o apoderado que manifieste las siguientes características:

- Asumir el rol que le corresponde en el desarrollo y fortalecimiento de los Objetivos Transversales de la escuela.

- Conocer y aceptar las normas y reglamentos de la Unidad Educativa, respetando las jerarquías establecidas en ésta, comprometiéndose a que sus hijos o pupilos cumplan dichas disposiciones.

- Conocer y valorar los objetivos de los sub – centros y Centro General de Padres y Apoderados, y su función cooperadora con la escuela.

- Ser participe en las actividades que contribuyan a optimizar el rol formativo que la Unidad Educativa promueve.